Delicadeza.

Acércate,
abrígame despacio
y vela mi sueño.
Solo quiero sentirme
pequeña y cuidada.
Tranquila.
En tus ojos esa paz
sólida y desafiante.
Las caricias en el pelo
antes de dormirme
mecida en tu pecho.
Tus facciones,
la seguridad
y verte feliz, tan feliz...
Quererte,
que me quieras.
Que me mimes,
que me ames.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La pérdida

Nadie da un duro por ti

Instrucciones de uso