Diálogo de anósmicos.

- Buenas tardes, papá.
- Buenas tardes.
- ¿Qué tal llevas el día? ¿Ha sido complicado?
- No demasiado, trabajo, ya sabes. Y tú, ¿las clases?
- Insulsas. No hay cantidad suficiente de mentes brillantes, y las pocas que hay se apagan entre la mierda que es el qué dirán.
- Tampoco te desanimes así; vivirás esto una y otra vez.
- No solo me desanimo, me frustro. Pierdo el tiempo en cosas aburridas, simples o que no me interesan. Yo tengo un sueño, y parece que a nadie le importa en este mundo que tengas un sueño. En realidad no entiendo que en esta vida tengas que estudiar cosas que no quieres solo por el hecho de poder tener un plato encima de la mesa. Y lo siguiente es trabajar sin abrir la boca, el autoconformismo, la jefecracia, un matrimonio triste y una familia deshecha. ¿Qué cojones pretenden? Es tan sencillo como luchar por lo que tú quieres ser.
- Solo tú lo ves sencillo. Para la mayoría de personas ésa es la vida cómoda, la simple, la práctica. Y sin embargo, hay ciertas personas como tú y como alguien más ahí detrás que en realidad prefieren una vida complicada y brillante en un horizonte de llamas titilando. La decisión es tuya, pero aún estás a tiempo.
- Lo siento, prefiero la empatía a un falso reconocimiento.

Comentarios

  1. Noe, lo entiendo perféctamente porque en menor medida que a tí me pasa lo mismo. Espero que algún día hagas lo que de verdad te gusta y encima puedas vivir de ello sin tener que recurrir a profesiones insípidas que haces por necesidad. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Leyendo sobre Paulo Coelho,ley una frase suya,algo como... "Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías"
    Entro lo que escucho, lo que leo y lo que veo, preferiré una fingida distinción entre los demás por rasgos y características que la empatía.
    El hijo no se equivoca y el padre creo que tampoco.El diálogo,estupendo.

    ResponderEliminar
  3. Yo seguiré siendo la empatía más pura, por demás. En realidad, no puedo evitarlo. Y, en realidad, tampoco quiero hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que muchos de aquellos que querían ser algo, salirse de lo normal, se rindieron. Es duro luchar.

    Ánimo

    ResponderEliminar
  5. Y quién dice que tu vida no esté ahí? Olvidaste tu misión? Y tu visión? Si no quieres vivir así, no te empeñes en vivir así, pero no pidas que los demás te comprendan sin leerte, porque ni siquiera cuando te lean, te comprenderán . Respecto a la felicidad... Es un camino tan sencillo, que no lo concebimos.
    ya hablaremos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

A "Joven y Bonita"

Hoy y siempre, a ti