jazz.

- ¿Quién quiere quedarse aquí? Yo te ofrezco mil nuevas posibilidades, y, sin embargo, no haces más que rechazarlas. Es increíble cómo alguien deja pasar las oportunidades. Debería darte vergüenza. Muchos desearían estar en tu situación ahora mismo, y no lo dudarían ni un instante. En serio, ¡lo desprecias! Si yo fuera tú, y tuviera veinte años menos...
- Si tuvieras veinte años menos sería yo quien ofreciera oportunidades y no sería a un imbécil como tú. Podrías empezar por mirar tu puto ombligo y revisar tu matrimonio. Los cojines de tu cama hace tiempo que huelen a otros.
Dicho esto, cogió su bolso, sus llaves y la foto de su madre de la mesa del despacho, y se fue.

Comentarios

  1. Si es que las oportunidades son como las golondrinas, aves de paso, muy negras y siempre pasan volando. Pero la mala leche es eterna.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

A "Joven y Bonita"

Hoy y siempre, a ti