Naia.

Con el dedo índice, corto, torpe y decidido, roza la base del plato. El mecanismo se afana en su medio sencillo, y el dorado del metal tintinea sin hablar -para qué, si no lo necesita, si ya expone en las ondas agudas lo jactado del destino y la suerte, y la muerte y la vida-. Vascula hacia el lado derecho con un vibrato suave y decreciente, bello, turbio, elegante, siguiendo la norma. El impulso la lleva a la izquierda, y a la derecha otra vez, y a la izquierda..., en un vaivén de despedidas, buscando la serenidad estable del ojo ignorante que no percibe el cambio; el humano.

Y sin embargo, con las escasas estaciones que pesan en los hombros limpios de quien no sabe hablar y regala día tras día trazas de inocencia perdida, las alteraciones, al espíritu experto en adquirir conocimiento, se le presentan evidentes, como el peso de una pluma en la balanza más precisa. Tras la voluntad de unas manos los segundos se escapan, buscando los platos la quietud que antes habría, suprimiendo en sus mentes las alarmas morales confusas e inconclusas que atan el deseo y la pasión enfermiza de un contacto.

Y los brazos zozobran de nuevo con el golpe seco y dulce de un dedo índice, corto, torpe y decidido, el de una niña de mirada verde y pelo oscuro sobre los hombros, que sin saber hablar, grita a los cuatro vientos el descubrimiento más grande del alma humana: el cambio de las cosas sencillas, con obras sencillas, en la vida para nada sencilla que decidimos vivir.

Comentarios

  1. A sin de cuentas, cuando te das cuenta de todo lo sencillo, que en un conjunto forma todo lo que vemos como más complejo, sabes apreciar más los pequeños instantes de felicidad. Valorar más todo, sobretodo lo natural e inmaterial al final.

    ResponderEliminar
  2. Noche de paz, noche de amor. Ya ha nacido el niño dios. Jaujaujau cobabunga. Zurraspas, zurraspas. Zurraspas in the calzons, calzons, calzons. Cojos, fisis y el copon de la baraja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La pérdida

Nadie da un duro por ti

A "Joven y Bonita"