Primero en audio.

Los pasos lentos sin ruido, corazón de trozos, el alma abierta. Haces de fuegos y dagas de shocks. Imágenes patentes reales de imaginación, olores sin color ninguno ni vida, la piel fundida en hielo etéreo. Un camino oscuro, angosto, con oxígeno viciado de vicios y llagas, luces traslúcidas en un final que se adivina en un falso tarot de cartas rotas. ¿Hay motivos? El collar ahoga, la voz no suena al oído fino dormido para siempre. Las sogas escuecen las muñecas no sangrantes. Estático caminar el de la mente presa, que evoca caricias y farándula sin saber qué desvío está predestinada a tomar. Ilusión vana la del decidido cuyos hilos mueve la determinación del poderoso. Y sin embargo, garras negras de águilas trazadas de ponzoña claman inocencia. ¡Ay de los justos! Perseguidos del vidrioso huracán, sin margen de error, sin opción de clemencia alguna, sin opción de ansiar recompensa de un cielo sulfúrico que no repara en ellos. Sesga la piel blanca de la pureza el veneno brillante de las malas palabras obviadas de una pluma odiosa y odiante. Todo ello piensa unos ojos sin sal ni agua, que camina a paso lento sin ruido. Búsqueda infructuosa de los anhelos humanos y las respuestas sin pregunta. Indiferente el rumbo del ignorante revelado. Condena inevitablemente irremediable para un corazón oscurecido de maldades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

La pérdida

A "Joven y Bonita"