J.

Anuncian las trompetas de impulso atronador la llegada del Justo que os iluminará y os hará libres, despojaos todos de vuestros pesares, acallad las voces acuciantes de vuestra moral maldecida, latid al compás de un solo pensamiento, porque llega y os otorgará la mayor sabiduría sensible y sentida. Llorad el arrepentimiento de vuestros males y rozad con la yema de los dedos el placer de tener paz, ahora que podéis, que nada os lastra y nada os queda. En la desnudez del ser perfecto, olvidáos del yugo acusador ¡lleváos la ira lejos de la pureza y no marchitéis la inocencia! El suspiro finado os aguarda, los tiempos pasados desaparecerán bajo toneladas de piedra en la catedral de vuestra valía, para hacerse solo polvo, para no quedar nada. Será entonces el momento del Justo, magia será vuestro alma. No temáis el final, no permitáis cargas ni relevancias en vuestro palpitar continuo de entregas reveladas. Ya ha llegado.

"O iusti meditabitur sapientiam, et lingua eius loquetur indicium. Beatus vir, qui suffert tentationem, quoniam cum probatus fuerit accipiet coronam vitae. Kyrie ignis, Divine Eleison. O quam sancta, quam serena, quam benigma, quam amoena, o castitatis lilium.." Elfen Lied.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

A "Joven y Bonita"

Hoy y siempre, a ti