Vivimos la vida como la quisimos.

La pasión, la cruz del genio, el poder, la sumisión, sinsentidos, dueños, violencia y placer de doscientas frustraciones; todo laureado y simple en la ciega mirada huidiza de su dama de cuna y sociedad: recta, fiel, puritana y plana. ¡Cuánto bien nos hubiera hecho marchar tan lejos como aquel lugar, bebida la sed y mi espalda en tu pecho, las manos febriles, el sexo y mi grito! Vivimos la vida como la quisimos, como la soñamos, poco más que una manta las noches más frías y los cuerpos desnudos, aullar en luna nueva y temblar de la puta obsesión y el vicio que es el humo y la espalda llagada. Mientras nadie mira y todos ven clama la piel erizada en vicio el único instante que nos hará puros de éxtasis; puntillas, medias, saliva, roce y curvas y rectas erectas mediante. Quizá tú, musa. Quizá yo, obseso. Quizá nosotros, la lengua y las manos y tu olor y tu sexo. Quizá ya. Quizá, ven. Quizá cada segundo y cada día. Que la vida nos hará viejos y dejarán de importarnos estas cosas, aunque no nos persiga el mientras de ahora.

Comentarios

  1. Exploras muy profundamente el AMOR y una sensibilidad extraordinaria. ¿Verdaderamente eres así? ¿Los recuerdos te atormentan? o tienes la necesidad de expresar todo tu sentir para liberar la presión que hay en tí.

    Trasguyo

    ResponderEliminar
  2. En realidad, ni recuerdos, ni presiones: ideales. De todas formas, este texto nació como la inspiración de dos relaciones de gente próxima a mí que compartían ciertos rasgos comunes, los más definitorios. La combinación de esa inspiración y el ideal definido, cierta observación y mi carácter es lo que hay impreso en ese texto, ese es el resultado. Cierto es que la vida me ha llevado a experiencias similares, y que nadie escribe algo sin recurrir a sus vivencias, pero no porque lo escriba, ha de nacer de ellas, aunque estas la aderecen.

    Gracias por tu apoyo, Trasguyo. Un placer seguir publicando si sé que hay alguien que disfruta de su lectura. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. No es fácil encontrar a una persona tan joven que se exprese como tú lo haces. La linguística es tu fuerte y además, combinas con elegancia su estructura.
    Llevo navegando por la Red muchos años y paricipo en algún que otro Foro, intentando dar soluciones a los demás, pero jamás vi el entrelazado de líneas que haces, eso dice mucho de tí.
    Seguiré leyendo tu BLog y daré opinión en aquellos que requiera una respuesta, no siempre es necesario. También te sigo en Crónicas de mi Barrio y hubiera querido responder en el apartado de Moral y Justicia, pero estaba cerrado el acceso al comentario.
    Sigue adelante con tus ideales, sin ellos no somos nadie y los recuerdos son muy importantes, pero para que sirvan como trampolín hacia donde queremos ir, no para refugiarnos en ellos, ya que no nos dejarán avanzar hacia nuestra meta.

    Trasguyo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

A "Joven y Bonita"

Hoy y siempre, a ti