Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Supuestos de tres.

Llegado el momento, no hubo más opción que la neutra apatía del que sufre la mayor tormenta interna, previa a una debacle o a la felicidad absoluta. Para ser exactos, la máscara gris de gesto inapreciable guardaba de noche las lágrimas más ácidas y, de día, el peor de los gozos en brazos de otros. Digamos que para él no era objeto de deseo dicha situación, ni de recomendación a amigos y enemigos de cualquier tipo, fuera cual fuera la razón del lazo de unión entre su gente, y la de otros. Mientras entrenaba su equilibrio para no perder el juicio -en cantidad aceptable, pues ya lo había perdido- se dedicaba a escuchar y aconsejar sin reflexionar verdaderamente sobre el impacto de sus acciones, lo cual convirtió aquel triángulo, como era de esperar, en su condena, la de los vértices, la de la triple dirección. La que debe ser una y doble, y nunca lo es, mal que nos pese. Nadie sabía bien ni intuía mejor el final de aquella historia. El abatimiento y el amor se daban la mano…