.

Ha sido extremadamente difícil llegar hasta aquí. Me he quedado sin suela en los zapatos ni piel sana en las manos, los dientes romos y los labios casi negros. Pero al menos, estoy aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La pérdida

Nadie da un duro por ti

Instrucciones de uso