Retazos.

Guardaba dosis de valor en los bolsillos, compactas y grabadas con fecha de consumo preferente. Era bien sabido que esa cosa del valor era un momento, un suspiro. Las llevaba por si acaso, había visto alguna vez la necesidad como el enemigo hiriente que es, y peligroso. La necesidad, la dependencia. Ya sabéis.  

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Imagina la tormenta. Seca, ácida. La falta de expresión. Las promesas mentidas, o las mentiras prometidas. El caos o la amargura. La niebla fría.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hace años que no quedan ilusiones. No llega savia nueva al tronco viejo, seco, podrido. La oscuridad y el invierno árido bailan con los mechones de su pelo, día tras día es luna nueva. No hay tiempo, porque se larga, ni voz, ni melodía siquiera desafinada.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esperar una sentencia en los labios de un tercero quizá para culparlo del fracaso que se anhela.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

La pérdida

A "Joven y Bonita"