Lecciones de escuela: sobre la muerte.


Primera proposición.
Somos incapaces e indignos de explicación alguna.
Segunda proposición.
Los secretos son voces desde hace tiempo:
la muerte no es sino un aspecto más del desquite
que es el resumen de nuestra existencia.
No el definitivo: uno más.
Cuarta proposición.
No hay respuesta al tiempo fugaz
si buscas respuesta al margen de la muerte,
al margen del miedo.
La muerte no es la muerte,
es el miedo.
Morimos.
Piensa: no envejecemos.
Morir es diferente de envejecer,
sólo se envejece en los cuentos y en las felicidades.
El miedo es la garganta
y el pálpito
y el vacío.
Conclusión.
Si has de hablar de algo,
no hables de la muerte.
Tradúcelo.

Habla del miedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La pérdida

Nadie da un duro por ti

A "Joven y Bonita"