Y pienso

Y pienso: ya no te nombro. Ya no nos veo en las esquinas de las que nos adueñamos, ni siento tu piel en el mismo instante en que suena la lluvia. Tampoco busco el encuadre perfecto ni la textura del papel viejo bañado en aromas. No sé qué canción fue escrita para nosotros y su historia, ni sé dónde estaba aquel puesto de gemas. Por más que buceo difícilmente recuerdo el tono exacto de tus ojos al sol y a la noche; se me desdibujan hasta tu pelo y tu abrazo. 
Entonces,
dime,
¿será que no existes?
¿Será que volaste?
¿O será que volé,
será que te olvido?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

La pérdida

A "Joven y Bonita"