Diario

Hoy, una más.
¿Lo ves?
Ese algo que se oculta detrás de cada esquina que nos lleva la delantera y va marcando, sin quererlo, cada uno de nuestros quiebros en cada dirección.
No como si fuéramos conquistando paso a paso ese destino que ignoramos, no.
Como si su amenaza queda nos hiciera virar y seguir caminos que no seguiríamos de otra manera.
Como si fuera algo más de lo que es, como si fuera el más puro deseo.
Y aquí, en fría desnudez del alma frente a ello, la burda personificación de todo miedo.
Errada, vencida, agotada.
Errante.
Arponeada.
Viviente.
Serena.
Expectante.
Y sin pasado.
Al fin,
la solitaria mismidad de esta vida elegida a pesar de todo pero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

La pérdida

A "Joven y Bonita"