Pasos claves de autoayuda

He puesto una moneda en este cachivache aquí en la calle, a ver si me entretiene mientras llueve a más no poder. Se ilumina una luz verde y habla una voz metálica vagamente femenina.
- Defina usted la vida en una frase.
No puedo hacer una frase de la imagen de esa sonrisa que apenas cuenta tres años de vida en un mundo hostil, donde es ya herramienta y no un ser en sí. Tampoco diré la sonrisa de un niño, me recuerda demasiado a un gato colocado de LSD en las obras de Carroll.
"Putada".
Un clásico, nunca falla.
- Diga dónde quiere verse de aquí a diez años.
Viviendo en el campo con una gran biblioteca, un erizo, un doberman y un petauro del azúcar. Y algún guaje por ahí. Pero claro, eso no lo puedo decir.
"Con mi familia, salud y dinero".
Ding, acerté. Fijo.
- ¿Dónde tendría que estar usted de aquí a cinco años para verse allí donde quiere estar en diez?
No respondiendo tests para gilipollas, supongo. Ni prestando atención a imbéciles. Mis mayores taras, qué le voy a hacer.
"Trabajando".
Joder, ahí tendría que estar en cinco, y en tres, y mañana mismo también.
- ¿Qué puede hacer usted hoy para estar más cerca del lugar donde quiere estar?
Partirte en dos, máquina de mierda. Qué manera de joder, a mí qué me cuentas. Podría empezar también por haberme gastado el dinero en un paraguas y unas botas impermeables, pero aquí estoy, la vida es injusta. Coño, es que estoy personalizando a una puta máquina.
"Ahorrar".
En esta seguro que no he fallado.
- Muchas gracias. Por favor, espere un momento mientras se imprimen los consejos diseñados específicamente para usted.
Sí, claro, específicamente. Empieza a temblar aquello como si se fuera a morir -por fin, una buena noticia-, y se oye el cartucho de tinta esforzarse más de lo que debería. Leo en voz alta el impresionante documento.
"1. Sonría cada mañana."
Tus muertos.
"2. Beba agua."
Ahora abro el buzón pa' que me llueva, payasa.
"3. Medite."
Tengo que dejar de gastar mi dinero en mierdas va a ser mi nuevo mantra.
"4. Haga media hora de deporte todos los días."
De la mesa del escritorio a la nevera, ¿cuenta?
"5. Comience un nuevo hobby."
Anda, mira, tirar dardos a las fotos de la gente que no soporto. Tengo que encontrar una foto que englobe a media humanidad.
"6. Dé más importancia a sus relaciones personales."
No las tengo.
"7. Evite a las personas tóxicas."
¿Me evito a mí?
"8. Considere una mejora laboral o un cambio de carrera."
Podría pasar de la Fórmula1 a los rallies, pero ahora con el puesto en la pizzería me viene un poco mal.
"9. Deshágase de las posesiones materiales que ya no le hacen sentirse mejor."
¿Mi suegra vale?
"10. Intente ser un poquito más feliz cada día"
Claro que sí, empezaré a comprar pegatinas de unicornios, cupcakes y arcoiris para ir redecorando la agenda. Así la vida será mucho mejor. Y utilizaré colores pastel en la decoración de mi casa, y me convertiré a la vida fitness y dejaré de hablar puto castellano para hablar una mierda de Spanglish mal formada. Es que ¿qué coño? La luz, que se había apagado no sé cuándo, se ha vuelto a encender. La voz es masculina esta vez.

"Le comentamos que ya ha dejado de llover. Por favor, no dude en dejarnos una reseña favrable en nuestra página web y seguir odiando el resto del día. ¡Que le jodan!"
¿Ves? Así, sí. Así, mucho mejor. A quien van a joder va a ser a ti, yo voy a tener un día estupendo, anormal. Y echo a andar porque es verdad, ya no llueve. Y murmuro que sí, que ya lo verá... Que yo voy a tener un día genial. No te jode, con los pasos claves de autoayuda...








Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones de uso

La pérdida

A "Joven y Bonita"